Adaptación del programa "Max Headroom Show" de Channel 4 para Televisió de Catalunya realizada por el equipo de "Arsenal".

Max Headroom Show

En un fututo muy cercano (23 minutos para ser exactos), el mundo es esclavo de la televisión. La ley obliga a tenerla y es ilegal apagarla. En este mundo algo surrealista, Network 23 es la emisora de más audiencia, y para ella trabaja el reportero Edison Carter. El periodista está tras una noticia bomba: su propia cadena ha creado los llamados Blipverts, anuncios de 30 segundos comprimidos en sólo 3. El creador de estos micro-anuncios es un joven genio que la cadena tiene en su poder, Bryce. Pero los Bripverts tienen un problema... producen una carga de electricidad excesiva que hacen que varios de los televidentes exploten literalmente. Edison consigue, con la ayuda de su controladora Theora, una cinta que prueba que Network 23 está detras de todo. Mientras escapa de los malos con la cinta, sufre un accidente y se estrella contra un acceso con la señal "Max Headroom" (máxima altura permitida). Los malos lo llevan a Network 23, y Bryce lo conecta al ordenador para "copiar" su mente. Su plan es crear un doble virtual que presente las noticias por él de forma que nadie sospeche su muerte. Pero Edison consigue escapar tras el "copiado", para descubrir que su alter ego virtual, algo excéntrico e impredecible, ha cobrado vida propia, y ha escapado también del control de su creador para convertirse en el presentador de moda de la televisión. Ha nacido "Max Headroom". Juntos, Edison y Max combatirán el crimen, aplacarán a furiosos patrocinadores y acabarán con la corrupción de su propia cadena... ¿o no?

El personaje de Max Headroom apareció por primera vez en 1985, como anuncio de un programa de videos musicales llamado "The Max Talking Headroom Show". Tuvo tanto éxito que el mismo año se hizo un show en el que Max presentaba entrevistas, y se filmó una película con la historia original. En 1987 se creó la serie de televisión, que tuvo distintos episodios piloto en USA y en UK. Como curiosidad, decir que el personaje de Max no está creado por ordenador; el mismo actor protagonista, con una careta de látex y un par de efectos de vídeo fueron todo lo que se necesitó.



© 2005-2015, Manuel Huerga | by Permanent | gráfica Bloomdesign.biz | este website usa SPIP